Se dice que la Web 2.0 está compuesta de archivos y bases de datos. Pero creo que también tiene algo de pensamientos y sentimientos.

Dejando aparte a profesionales, hackers y frikis, el común de los mortales que mantenemos blogs (más bien, ellos nos mantienen a nosotros) tenemos una extraña relación con el Universo 2.0.

Personalmente, los blogs que me mantienen me sirven para ordenar mis ideas o pensamientos, según tendencias. Si además, cuento con la colaboración de algún/a amable comentarista, miel sobre hojuelas.

Os sugiero que alguna vez hagáis un experimento similar al postpurrí de Víctor. Os sorprenderá comprobar que quienes llevan realmente vuestro blog son vuestros comentaristas…

Es decir, puede que sean los empresarios quienes monten los negocios; pero tengo por seguro que quienes los mantienen son sus clientes…

Anuncios